Aumentar la calidad de vida con una casa más integrada en el medio, más agradable, económica y sobre todo sana.

Arquitectura bioclimática

La arquitectura bioclimática es una arquitectura que diseña con el fin de conseguir unas condiciones de bienestar interior, aumentando notablemente la calidad de vida. Esto se consigue aprovechando las condiciones del entorno, donde el clima, el microclima, la orientación, los vientos, la humedad, las aguas subterráneas, las corrientes telúricas, los campos electromagnéticos y por supuesto una buena elección de materiales, nos dan como resultado una solución particularizada consiguiendo una casa más integrada en el medio, más agradable, económica y sobre todo sana.

Bioconstrucción

La elección de los materiales pasa por todo un análisis, teniendo en cuenta, no solo su disposición, sino su comportamiento y su ciclo completo de vida. Tanto desde el punto de vista económico, como desde el ecológico, es interesante saber cómo se desarrolla la vida de un material desde su origen, cómo se produce, cómo vive, cómo muere y cómo se incorporan de nuevo a la naturaleza. Con la propia arquitectura y sin necesidad de utilizar sistemas complejos, podemos conseguir un nivel de confort que en muchos lugares sería suficiente sin tener que usar fuentes de energía convencionales, o en el mejor de los caso, alternativas. Sin necesariamente incrementar la inversión inicial en su construcción, una vivienda bioclimática puede ahorrar un porcentaje elevado de energía, tanto para calentamiento cómo para refrigeración, aprovechando por vías pasivas y con mecanismos puramente arquitectónicos la energía que nos ofrece la Naturaleza.

¿Quién no ha sentido el calor en una galería acristalada al sur en invierno?

Y ¿el fresco en agosto al entrar en una casa de pueblo?

Esto es Arquitectura bioclimática.

Por qué el término bioclimático

«Arquitectura tradicional evolucionada»

Desde hace unas décadas, la arquitectura que respondía de alguna manera a su entorno, empezó a llamarse; arquitectura solar, vernácula, sostenible, natural, ecológica, biónica, sana, etc, pero, no dejan de ser definiciones parciales de lo que en realidad es la arquitectura. El término “Bioclimático”, nace con la moda de poner apellidos a las actitudes más humanas y naturales intentando recoger algo más que la relación entre la arquitectura y el clima, como son la influencia de los materiales en nuestro organismo, la iluminación, los diferentes campos electromagnéticos… etc. La tradición constructiva nos muestra muchas de las estrategias que debemos emplear para conseguir una arquitectura más económica y sana. Quizá una definición más acertada que la de Arquitectura bioclimática podría ser “arquitectura tradicional evolucionada”.

¿Cuando nace la Arquitectura Bioclimática o también llamada Bioconstrucción?

ADOSS

adoss@adoss.com

947 278 657

C/ Cortes, 6 – bajo

09002 Burgos

diseño web por PROYECTPC y MOONDESIGN.ES